viernes, 9 de septiembre de 2011

INTERIORES

Me gusta mirar al interior de las casas, observar a través de las ventanas de manera fugaz e imaginarme cómo es la vida de sus inquilinos. A partir de un pequeño detalle me imagino quien vive allí. A veces envidio sus imaginarias vidas, otras me apenan, pero nunca me dejan indiferente ...




















1 comentario:

José Antonio Cabrera Oliva dijo...

Es un bello reportaje. Algunos amigos en tardes o noches un tanto bohemias hacemos lo mismo pero con los viandantes. Nos paramos a reflexionar sobre lo que vemos, y desde ese punto sensible intentamos imaginar qué vida es la que hay detrás. Me ha recordado a ello.

Un saludo