lunes, 7 de noviembre de 2011

A veces, mientras duermo, tengo horribles pesadillas




2 comentarios:

José Antonio Cabrera Oliva dijo...

¡Qué ruptura con lo cotidiano! Es tremenda, un giro de estilo que se preveía con las fotos de los perros.

Muy buena imagen, enhorabuena.

Alejandroai dijo...

Gracias de nuevo, José Antonio. Efectivamente es una ruptura en toda regla con la línea de fotos que hasta ahora estaba colgando en el blog. Esta última es pura ficción ... ¡lástima no poder decir lo mismo de los perros!