jueves, 13 de diciembre de 2012

Los que no nos reflejamos




Por extraño que parezca, cuando me asomo sobre el río sólo veo agua. Fuerzo la mirada, entorno los ojos, busco una imagen que muestre lo que soy, pero nada veo, nada encuentro en el lugar donde bebería aparecer mi otro yo, el que me duplica.

No me pasa con los espejos ni con otro tipo de reflejos. Sólo con el agua bien sea en los arroyos, en las fuentes, en las sombras que da la lluvia sobre el suelo mojado.  

Esto no fue siempre así, me vino poco a poco, con la conciencia. Y no soy el único, hay un grupo de facebook que han llamado “los que no nos reflejamos” en el que la gente, resignada, cuenta cuando les ocurrió y comparte el desasosiego, la  culpabilidad. Y no hay mucho que hacer, dicen los científicos. A medida que vas tomando conciencia del perjuicio que le causaste, ella se niega a quedarse con nada tuyo, y si no te toma no puede devolverte, esto es pura lógica.

No recuerdo la última vez que pude ver mi reflejo en el agua. Pero seguro que tenía la conciencia más tranquila.

(Texto: Carmen Otero)

1 comentario:

Dijin Di dijo...

Que bonito relato, lleva implícito un mensaje que se lee con gusto a través de esa foto.